Inés Arrimadas o el día que en El Palace no entró un caballo blanco

Barcelona Tribuna

La líder de Ciudadanos presenta su programa en el hotel donde Dalí sorprendió a Gala con un corcel disecado, pero el acto de campaña del 21D no fue tan electrizante.

El hotel se llama El Palace, pero sigue siendo el Ritz. Cambia el cartel, pero dentro es casi lo mismo: puertas con visillos, cortinas abullonadas, lámparas de lagrimitas. Aquí durmieron políticos dispares: Primo de Rivera, Manuel Azaña o Juan Negrín y hoy explica Inés Arrimadas, líder de Ciutadans en Cataluña, su programa electoral. Con tal variedad, extraña que la CUP no forme parte de los coloquios que Barcelona Tribuna organiza en el hotel para la campaña del 21-D, pues hasta la CNT se hospedó bajo ese techo. Lo hicieron durante la Guerra Civil y por la vía de la confiscación, que también es unilateral, y por eso durante un tiempo, en lugar de bodegones, en las paredes del Ritz hubo un retrato de Lenin. Ah, los hoteles. Los hoteles sí que son equidistantes.

La cronica completa en Vanity Fair.

Anuncios

Sexo, mentiras, mirones y el matamoscas de Gay Talese

El documental que explica el proceso de documentación y escritura de ‘El motel del voyeur’ aumenta las dudas sobre los métodos y la credibilidad del famoso periodista.

La intervención de Gay Talese en Voyeur arranca con el periodista hablando de su gusto por la ropa, que heredó de su padre sastre, y con un matamoscas. El objeto, rojo y de plástico, pasa desapercibido al lado del autor más pinturero de la no ficción, pero está ahí, sobre un viejo ordenador, mientras el veterano escritor reflexiona sobre la importancia del primer párrafo.

El artículo completo en Vanity Fair.

Por qué Cara Delevingne no brillará en la literatura como en las pasarelas

La editorial exagera cuando escribe en la faja del libro que Mirror, Mirror es una “novela provocadora de la superestrella que siempre va un paso por delante”. En este caso, la adelantó Netflix, pero fuera de la pequeña pantalla y mirando a las Letras y al pasado, hasta Las tribulaciones del estudiante Törless, primera novela de Robert Musil que escribió a la misma edad que tiene Cara, abordaba esos asuntos. Transexualidad infantil incluida. Y es de 1906, por eso no hay ordenadores.

El artículo completo en Vanity Fair.

 

Guilhermina Suggia, pionera del violonchelo y un amor maldito en la vida de Pau Casals

La artista portuguesa fue la primera mujer en hacer carrera como solista y tocar el instrumento como los hombres, entre las piernas. Fue pareja del músico catalán. Tras su ruptura, ambos borraron su relación.

Fue el episodio más cruelmente infeliz de mi vida”. Así resumía Pau Casals su relación con Guilhermina Suggia, la violonchelista portuguesa que fue su pareja y compañera de escenarios durante siete años y de la que apenas queda rastro en la biografía del artista. Mina, como la llamaba él, conoció a Pau en 1898, cuando ella tenía 13 años y él 22. Fue en Oporto, donde Casals llegó para actuar en el Casino de Espinho, localidad a 16 kilómetros de la capital, al que Augusto Suggia se acercó para pedirle que le diera clases a su hija.

El reportaje completo en El País Semanal.