Ladrillo, turismo y desfachatez

Playa Burbuja Un viaje al reino de los señores del ladrillo es eso que tanta gente dice que escasea y es mentira: periodismo. Lo que pasa es que a veces no está en los medios sino en los libros. El que practican Ana Tudela y Antonio Delgado en este ejemplar autoeditado está hecho a partir de datos y de investigaciones, con esmero y sin prisa, e informa de las consecuencias de la fiebre constructora en la costa mediterránea en el siglo XX.

Tudela y Delgado forman Datadista, un proyecto informativo que huye del ruido y que nació con los Cuadernos de la Corrupción, donde se explicaban de forma sencilla las macrocausas judiciales españolas de los últimos tiempos. De ahí a Playa Burbuja, un libro que han hecho, dicen, también para demostrar que se puede practicar el periodismo lejos de la obsesión actual que tiene los medios por conseguir clics y más clics. Y lo han conseguido.

El artículo completo en Altaïr Magazine.

Las cartas de Joyce, Einstein y Fidel Castro suben a escena

En una misiva importa todo: emisor, receptor, mensaje, envoltorio, origen y destino, también el tiempo que transcurre entre que se envía y se lee aunque ya apenas se escriban. Según el último informe de la Unión Postal Universal, en un año se envían en el mundo 350 mil millones de cartas, una cifra parecida a la del número de emails, 269 mil millones, que se remiten en un día. “Casi todas las cartas que llegan a las casas hoy son comerciales”, explica Paula Aro Gho, directora de teatro chilena que se ha propuesta reactivar la pasión por esta forma de comunicación en su última obra, Correo, con la que estará los días 8 y 9 de septiembre en la Fira de Tàrrega, que empieza hoy. “También quiero mostrar el poder que una vez tuvieron, a veces tanto que podían cambiar el rumbo de los acontecimientos”.

El articulo completo en Tendències – El Mundo

Franco, el primer periodista de España

Hoyo Negro llevaba doce días arrojando lava y había dejado más de 1.500 evacuados en La Palma. El mismo día murió Ramón Montoya, el guitarrista gitano que junto a Sabicas abrió el camino para que existiera luego Paco de Lucía. Pero en la portada de ABC del 21 de julio de 1949 la foto, única, era para un grupo de directores de periódicos y presidentes de asociaciones profesionales visitando El Pardo para darle a Francisco Franco el carné número 1 de la Asociación de Prensa. Así se convirtió el dictador en el “Primer Periodista de España”.

El reportaje completo en Vanity Fair.

Rosalía, más Madonna que Beyoncé

Rosalía no es Lola Flores, ni quiere ser popular como la Pantoja. Sus referentes están fuera de España, pero tampoco es Beyoncé, demasiado próxima en edad para servir de baliza, y Rihanna es otra historia. De compararla con alguien habría que hacerlo con Madonna, lo que demuestra que seguimos 40 años por detrás de la gran máquina de hacer negocios (especialmente musicales) que es Estados Unidos. Porque de eso, de business, va esta historia.

El artículo completo en Vanity Fair.

Walt Whitman, sin casa en Nueva York

Unas chapas de aluminio tienen la culpa de que la Comisión de Preservación de Sitios Históricos de Nueva York haya rechazado hacerse cargo de la casa donde vivió Walt Whitman. Eso y la tercera planta que inquilinos posteriores construyeron y que, según el ente, dejó la morada muy distinta a la que habitó el escritor. Pero la ONG New York Preservation Archive Project ha pedido al Ayuntamiento que recapacite y ha abierto un Change.org que en pocas horas obtuvo más de 3.000 apoyos. Uno de ellos es el de Karen Karbiener, responsable de la Walt Whitman Initiative, entidad que en 2019 celebrará los actos del 200º aniversario del nacimiento del poeta: “Esperamos que la Comisión entienda que no se trata de evaluar el mérito arquitectónico del número 99 de la calle Ryerson, sino su valor cultural, increíblemente significativo”.

El artículo completo en El País Semanal

Devorar el Douro

Hoy, a media mañana, mi cuerpo se quitó de encima nueve almanaques y medio. Pasó en un coche negro, cuando observaba el modo en que dos hombres jóvenes hablaban y se conocían. Fue en una curva donde sin darme cuenta me sorprendí sumando sus vidas con la mía y las dividí entre tres: así volví a la edad en que dejé de fumar.

Cuando tomé aquella decisión, sentí que estrenaba cuerpo, y no me sentí más adulta, ni más responsable, sino más niña, más limpia, tierna de nuevo. Entonces, como hoy, me volvieron a brotar el paladar y el olfato y un sexto sentido que me hizo creer durante un tiempo que todo tenía arreglo.

Vuelvo a notarlo: desde que hice esa media dejó de dolerme el cuello, no preciso ni las gafas y siento que peso menos. Hay quien lo llama esperanza.

La crónica completa en Altaïr Magazine

Rosita Moreno, la actriz hispana que asesoró a Marlon Brando en Hollywood

Rosita Moreno era bilingüe, lo que le permitió dar el salto a los filmes originales, algo vetado para la mayoría de actrices españolas o mexicanas de la época. Aunque es posible que esa habilidad suya de manejarse con varios acentos no la ayudara a pasar a la historia del cine: para unos era española; para otros, americana. Ni España, ni México ni Estados Unidos le dedicaron atención a su trabajo. Por ejemplo, en el libro Los que pasaron por Hollywood(editorial Verdoux), una recopilación de entrevistas con artistas españoles que trabajaron en la meca del cine estadounidense en los años treinta, Moreno solo aparece en algún pie de foto. En cambio, sí que profundiza sobre la vida de las actrices Conchita Montenegro, Catalina Bárcena o Rosita Díaz.

El perfil completo en El País Semanal

Afrodita contra Hitler y el olvido

En verano de 2008 Afrodita desapareció del parque Bauenberg. Al llegar, los funcionarios encontraron la estatua de bronce dentro de una caja de madera y una nota: “Regalo de Hitler”. En el Archivo Municipal de Linz tardaron poco en comprobar que la obra, colocada en 1942 bajo un templete, fue un encargo del Führer al escultor Wilhelm Wandschneider para regalársela a la ciudad donde creció y en la que soñó jubilarse.

El artículo completo en El País Semanal

Rocío Molina y un embarazo por soleá

Sïlvia Pérez Cruz, Lola Cruz y Rocío Molina Cruz. / foto: Pablo Guidal
Tres mujeres bailan y cantan el deseo de ser madre en Grito pelao. / foto: Pablo Guidal

“Siempre detesté la idea de ser madre”, dice Rocío Molina, lista para presentar Grito pelao junto a Sílvia Pérez Cruz el 18 de julio en el Grec de Barcelona. En el espectáculo, la bailaora narra su rechazo inicial, el anhelo posterior y su momento actual, pues ya está embarazada y embarazada bailará la historia de “una lesbiana sin pareja que quiere tener un hijo”. En su anterior trabajo, Caída del cielo, puso su físico al límite en dos horas de frenesí con las que exploró el cuerpo femenino y lo bello de sus tabúes, menstruación incluida.

El artículo completo en Tendències – El Mundo