Sexo, mentiras, mirones y el matamoscas de Gay Talese

El documental que explica el proceso de documentación y escritura de ‘El motel del voyeur’ aumenta las dudas sobre los métodos y la credibilidad del famoso periodista.

La intervención de Gay Talese en Voyeur arranca con el periodista hablando de su gusto por la ropa, que heredó de su padre sastre, y con un matamoscas. El objeto, rojo y de plástico, pasa desapercibido al lado del autor más pinturero de la no ficción, pero está ahí, sobre un viejo ordenador, mientras el veterano escritor reflexiona sobre la importancia del primer párrafo.

El artículo completo en Vanity Fair.

Vietnam no es lugar para una dama

BDKeever_in-plane-1
“Dios te necesita”, le dijo un médico de campaña a Helen Musgrove y provocó que los 10 días que iba a pasar en Vietnam se convirtieran en seis años y medio. Era enfermera y propietaria en Hong Kong de un negocio de confección de ropa. En un viaje que realizó a Tailandia para comprar seda, conoció Vietnam por primera vez.

Desde la ventana de su hotel en Saigón vio lo que definió como “una hermosa espiral de rubíes en el cielo”. Era un tiroteo. Cuando volvió dos años después, vestida con un traje rosa y zapatos de tacón, se dirigió a la Oficina de Asuntos Públicos del Gobierno de Estados Unidos y preguntó: “¿Qué hay que hacer para cubrir un combate?”

El reportaje completo en El Español.

Otras puertas giratorias: de periodista a político

“No hace todavía muchos años había una cantidad de jóvenes que entraban en el periodismo sin más objeto ni propósito que el de pasarse de él a la política.” Julio Camba escribía estas palabras en 1943. En “Un error táctico: política y periodismo”, artículo recogido en Maneras de ser periodista(Libros del KO), aconsejaba a los jóvenes que mejor hicieran el trayecto inverso.

Sigue en El Español.