Lo bueno, lo malo y lo peor de Miguel Poveda

Miguel Poveda fue el encargado de clausurar el Festival Flamenco On Fire con un espectáculo en el que ofreció canciones del disco Sonetos y poemas para la libertad, un repertorio flamenco y otro de copla. A continuación, un resumen de lo bueno, lo malo y lo peor del show que dio el catalán en Pamplona.  / Foto: Javi Fergo

La crónica completa en Deflamenco.com

El flamenco electrizado de Ariadna Castellanos

Romper con todo. Pero hacer algo con sentimiento. Mezclar el flamenco con la música electrónica. La vanguardia con la cueva. Todo eso se proponía Ariadna Castellanos cuando se acercó a Ed is Dead, productor y músico de electrónica con el que ha grabado [MJU:ZIK],disco que acaba de presentar en el Festival Flamenco On Fire de Pamplona. Quizás porque en el evento había potentes y severas personalidades de lo jondo, Castellanos explicó el show al inicio y después cada uno de los temas. Dijo que empezaría más flamenca y que iría poniéndose más electrónica. Y así fue, pero por el camino demostró que no hacían falta explicaciones. No, porque la severidad no admitirá jamás su atrevimiento y porque el experimento es bueno porque es música, se huele honesto y en casi todos los demás se intuye el flamenco. “Intuir” es un verbo insuficiente para quienes aman con fruición el pasado, pero sería un error no probar este disco por un amor aferrado e improductivo. Foto: Javier Fergo.

Sigue en El Estado Mental.

Flamenco diurno y de baranda

En Pamplona, donde se celebra la tercera edición del Flamenco On Fire, a los nuevos responsables del ayuntamiento, EH Bildu, les pareció que una buena manera de acercar el flamenco a la calle era dar conciertos en los balcones. La idea no es nueva, de hecho hay a quien le parece vieja, pues en Cádiz, donde también se celebró durante años el flamenco de baranda, los que gobiernan ahora, Podemos, han decidido que el balcón queda demasiado alto, demasiado divo y lo han bajado a las plazas.

Sigue en Deflamenco.com