Edna Ferber, la feminista que convirtió a James Dean en un Gigante

Fue durante los años 40 una de las novelistas mejor pagadas de la editorial Doubleday, la más importante entonces y casa de Joseph Conrad o Somerset Maugham. Llegó hasta ahí con esfuerzo y sin padrinos, como explica Eliza McGraw, autora de Edna Ferber’s America, monográfico en el que analiza los 30 libros que dejó la cáustica escritora criada en una localidad de Wisconsin. “Nunca había habido una mujer periodista en Appleton. La ciudad, aún siendo abierta, me colocó en el papel de la chalada. No loca, pero sí extraña”, cuenta sobre sus inicios en el Appleton Daily Crescent, donde empezó a escribir con sólo 17 años.

El artículo completo en Vanity Fair.