De Julio Iglesias a Robbie Williams pasando por el padre Apeles: los mejores momentos de la gran (e incierta) noche de Inés Arrimadas

En el bar del Hotel Catalonia Plaza, un señor toca el piano con un tacto delicioso. Ha elegido unas variaciones de Beethoven en do menor y las tres personas que lo escuchan cierran los ojos. Su música es un alivio en medio de un escrutinio electoral que ha ido muy lento. A continuación, el músico da un volantazo, se va de Alemania a Miami y se arranca por Julio Iglesias. “La vida sigue igual” dicen sus dedos en el momento que el reloj asegura que son las once y media; la televisión dice que Ciutadans tiene ya 36 escaños y Marta Rovira que es el independentismo el que ha ganado las elecciones.

Es 21 de diciembre de 2017 y un rato antes Inés Arrimadas, abogada jerezana afincada en Barcelona desde hace diez años, entra en el establecimiento con zapatos de tacón, plumífero negro y gesto abrumado. Un paso por detrás la sigue Xavier Cima, su marido y ex diputado de CiU, que dejó a un lado su carrera para cederle el protagonismo a ella. Ese mismo día, pero en 2011, Mariano Rajoy presentaba su primer equipo de gobierno, fruto de una mayoría absoluta obtenida en plena crisis económica.

La crónica completa en Vanity Fair.