Elena Francis, policía de la moral y cómplice del maltrato

Mujeres oficinistas de la Industrial Sedera un domingo de paseo (1950-1953). Foto: ACBL
Mujeres oficinistas de la Industrial Sedera de paseo (1950-1953). Foto: ACBL

“La felicidad no existe”, decía la Elena Francis que contestaba por carta, mucho más cruda y severa que la que daba sus consejos por la radio. Las dudas que planteaban las oyentes en las misivas que no se radiaban no iban sobre cómo darle color a las mejillas, eliminar el vello o adelgazar y eran difíciles de edulcorar, pues hablaban de infidelidades, aborto, violencia sexual o incestos. Lo explican Rosario Fontova y Armand Balsebre, autores de Las cartas de Elena Francis: una educación sentimental bajo el franquismo (Cátedra, 2018), donde queda claro que cuando la cosa se ponía seria, Francis oscurecía el tono y a veces, no pocas, daba la callada por respuesta.

El artículo completo en Vanity Fair.

Diez años sin Mario Maya, el flamenco que anticipó el futuro

“En el bis está el peligro”. La frase es de Mario Maya y la recuerda Isabel Bayón, que lo define como la mayoría de sus compañeros: culto, disciplinado y con un oído musical fuera de serie. “No le gustaban las obras largas y lo del bis es porque decía que el final era muy importante, pues puede destrozarte un buen espectáculo”, rememora la bailaora sobre un artista que falleció hace diez años.

El reportaje completo en Deflamenco.com

Las chicas de Terenci

“Yo era un adolescente muy triste y muy solitario que no tenía absolutamente nada en el mundo, sólo el cine”. Terenci Moix hablaba así ante Sara Montiel en Más estrellas que en el cielo, programa de TVE que presentó a finales de los años 80. Ese día, ante su ídolo, explicó una anécdota ocurrida en la Nochevieja de 1958: “Fui al Cine Texas de Barcelona a ver un programa doble: Sinué el Egipcio y El último cuplé“. A las doce, era costumbre que la película parara y la gente llevara uvas y botellas de cava para beber y brindar, pero él, que se pasó la infancia yendo solo a todas partes, sólo lloró. “Yo lo que quería es que volviera la ficción”, confiesa el Terenci adulto recordando al chico sin amigos que fue al cine sin champán.

El artículo completo en Tendències – El Mundo

‘Un, dos, tres…’: 45 años del programa que hizo la Transición sin molestar a nadie

La primera minifalda de la televisión apareció en el Un, dos, tres.. También fue el primer programa conducido por una mujer y el primero en convertir a sus mascotas, La Ruperta, El Chollo o La Botilde, en llaveros, puzles o camisetas. Un, dos, tres… también fue el primer killer format español, una franquicia exportable a otros países y el primero realizado íntegramente por una productora aunque lo pagaba el ente que lo emitía: Televisión Española.

El reportaje completo en El Español.

Los titiriteros que sobrevivieron a Franco y la Guardia Civil

“Ese pan que se me ofrece, no es el pan que comí antes. Antes fue el pan de justicia, dulce pan para mi hambre”. Ángela Mendaro ruge cuando dice estas líneas de Oratorio, obra en la que interpretó a Antígona poco después de entrar en el Teatro Estudio Lebrijano.

El reportaje completo en El Español.