Kiki, el “lleó” petit de la saga Morente

Kiki Morente. / Alex Rademakers.

Kiki Morente té 30 anys i unes ganes de riure i de fer broma que semblen inacabables. És habitual veure’l amb la guitarra penjada a l’esquena, un instrument que va aprendre a tocar al conservatori, on assistia amb el seu pare, Enrique Morente, que es va matricular amb ell perquè no faltés a cap classe. “Ell era així, un lleó, genial. I ho va fer perquè sabia que jo preferia jugar al carrer que rebre classes de música”, diu, i s’emociona.

La entrevista completa en Play – ARA

Destellos de Soleá

image__SoleaMorente_2624359052370508024Soleá canta mejor cuando está sola. Tendrá que haber un camino (El Volcan Music, 2015)está repleto de familiares y amigos porque ella no es nueva en el mundillo pero se enfrenta por primera vez a un disco en solitario. Soleá lleva el flamenco en el nombre y en el deje y lo más probable es que vuelva a otras jonduras cuando pase el tiempo, pero ahora busca y rebusca, por su edad, pero también porque precisa espantar a la muerte que se llevó a su padre, Enrique Morente.

Sigue en Deflamenco.com