1967, el año que Estados Unidos perdió la oportunidad de cambiar su futuro

Michael J. Codd la prensa de Nueva York lo definió en los años setenta como “la personificación del policía irlandés”: alto, fornido y de ojos azules. Entró en el cuerpo en 1941, tres años después de los primeros disturbios raciales de Harlem y cuatro antes de los segundos. Fue ascendiendo poco a poco, hasta que en 1961 lo nombraron subinspector jefe. Poco después, su nombre aparecía en la prensa gracias a un programa que Codd había ideado para reducir el crimen de las calles de Nueva York: el programa del policía señuelo. La idea era crear una unidad de agentes que recorrieran los barrios más conflictivos vestidos de mujer, principales víctimas de violaciones y tirones.

El artículo completo en Vanity Fair.

La historia (electoral) se repite: James Powell, el adolescente tiroteado por un policía que dio lugar a los disturbios de Harlem en 1964

En 1964, un policía mató de tres disparos a un afroamericano de 15 años. Su muerte originó unas protestas que duraron 11 días y tuvieron lugar, como en el caso de George Floyd, en año de elecciones.

Lo que deberíamos preguntarnos sobre que Greta Thunberg se embarque rumbo a Nueva York con Pierre Casiraghi

.

El verano ha traído dos noticias distintas pero ligadas entre sí. Una es el anuncio de que Greta Thunberg viajará a la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU que se celebra el 23 de septiembre en Nueva York a bordo de un velero capitaneado por Pierre Casiraghi. La otra es el estreno de un corto de animación basado en la vida de Iqbar Masih, un niño que trabajó como esclavo en una fábrica de alfombras en los años 90. Lo primero sucede en el siglo XXI y va de Suecia a Estados Unidos; lo segundo ocurrió en el XX en Paquistán y lo recuerda hoy la ganadora de dos Oscar por sus cortos documentales, Sharmeen Obaid Chinoy. ¿Qué tienen en común ambas historias? Un menor de edad convertido en símbolo de una causa que excede su capacidad y su responsabilidad.

El artículo completo en Vanity Fair.

Donald Trump, musa de los músicos: ya protagoniza más canciones que Reagan

El presidente de los EEUU, que prepara su candidatura a la reelección, ha inspirado varias composiciones y ha hecho resurgir la canción protesta.

El artículo completo en Vanity Fair.