Lo que deberíamos preguntarnos sobre que Greta Thunberg se embarque rumbo a Nueva York con Pierre Casiraghi

.

El verano ha traído dos noticias distintas pero ligadas entre sí. Una es el anuncio de que Greta Thunberg viajará a la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU que se celebra el 23 de septiembre en Nueva York a bordo de un velero capitaneado por Pierre Casiraghi. La otra es el estreno de un corto de animación basado en la vida de Iqbar Masih, un niño que trabajó como esclavo en una fábrica de alfombras en los años 90. Lo primero sucede en el siglo XXI y va de Suecia a Estados Unidos; lo segundo ocurrió en el XX en Paquistán y lo recuerda hoy la ganadora de dos Oscar por sus cortos documentales, Sharmeen Obaid Chinoy. ¿Qué tienen en común ambas historias? Un menor de edad convertido en símbolo de una causa que excede su capacidad y su responsabilidad.

El artículo completo en Vanity Fair.

Donald Trump, musa de los músicos: ya protagoniza más canciones que Reagan

El presidente de los EEUU, que prepara su candidatura a la reelección, ha inspirado varias composiciones y ha hecho resurgir la canción protesta.

El artículo completo en Vanity Fair.

De Donald Trump a Jeremy Corbyn, la era de los políticos abstemios

.

“¡Pues claro que soy de izquierdas! ¡Como chucrut y bebo cerveza!”, dijo el conservador Jacques Chirac con ironía en 1995, año en el que para demostrar entereza, hombría, gallardía o las tres cosas, los políticos del mundo occidental aún bramaban, fumaban y bebían sin complejos. Antes que el mandatario francés, leyendas de la política como Winston Churchill ya presumían de saber beber y por eso al político británico apenas se le ha dedicado un libro que no destine unas páginas a su afición por las bebidas espirituosas: “Las cantidades de alcohol que consumía –champanes, brandis, güisquis- eran increíbles”. Así lo contó sir Oliver Harvey en sus diarios aunque habrá quien piense que siendo secretario de Anthony Eden pudo usar esos detalles para desmerecer al rival de su jefe. Pero solo era una descripción, como demuestra que la propia secretaria de Churchill, Marian Holmes, recurriera a ese hábito en tono laudatorio al decir que a pesar de lo ingerido nunca vio a su jefe “incapaz de sostenerse”.

El artículo completo en Vanity Fair.

David Ostrowski, uno de los artistas favoritos de Ivanka Trump expone por primera vez en España

“Una cosa es una cosa en un todo que no es”. Esto no es un trabalenguas ni una definición de postverdad, sino el título de uno de los cuadros que Ivanka Trump tiene en las paredes del piso de Nueva York donde vive con Jared Kushner y sus tres hijos. El autor del lienzo es David Ostrowski, pintor nacido en Colonia que hasta el 1 de octubre expone su obra en la Blueproject Foundation de Barcelona.