Del prostíbulo a la casa de Christian Dior: así era el París mágico que retrató Brassaï

Vista desde el Pont Royal hacia el Solférino. / Estate Brassaï Succession, Paris.

“Me gustaría alejarme por completo de la atmósfera de París, que mantiene cautivos hasta el último glóbulo de mi sangre y la última fibra de mi ser”. Con esa hipérbole escrita en una carta, el joven Gyulá Halász explicaba a sus padres el efecto que tenía la capital francesa sobre él. Era 1924 y acababa de llegar de Alemania, donde emigró con su familia durante la Primera Guerra Mundial y donde entabló relación con nombres tan relevantes como Kandinsky.

El artículo completo en Vanity Fair.

Inés Arrimadas o el día que en El Palace no entró un caballo blanco

Barcelona Tribuna

La líder de Ciudadanos presenta su programa en el hotel donde Dalí sorprendió a Gala con un corcel disecado, pero el acto de campaña del 21D no fue tan electrizante.

El hotel se llama El Palace, pero sigue siendo el Ritz. Cambia el cartel, pero dentro es casi lo mismo: puertas con visillos, cortinas abullonadas, lámparas de lagrimitas. Aquí durmieron políticos dispares: Primo de Rivera, Manuel Azaña o Juan Negrín y hoy explica Inés Arrimadas, líder de Ciutadans en Cataluña, su programa electoral. Con tal variedad, extraña que la CUP no forme parte de los coloquios que Barcelona Tribuna organiza en el hotel para la campaña del 21-D, pues hasta la CNT se hospedó bajo ese techo. Lo hicieron durante la Guerra Civil y por la vía de la confiscación, que también es unilateral, y por eso durante un tiempo, en lugar de bodegones, en las paredes del Ritz hubo un retrato de Lenin. Ah, los hoteles. Los hoteles sí que son equidistantes.

La cronica completa en Vanity Fair.