Flamenco lunático en Barcelona

aida_vargas_4-1En la pasada Bienal de Flamenco de Países Bajos, Juan Carlos Lérida se alió con el artista sonoro Enrique Tomás para llevar a cabo un workshop en el que sus alumnas debían deconstruir una soleá. ¿Que cómo se hace eso? Pues rompiéndola en pedazos, haciendo añicos su ritmo, jugando con el propio nombre del palo, repitiendo su compás hasta hacerlo irreconocible y volviéndola a componer, eso sí, como cada una quiso. Ese es un ejemplo de las clases que imparte por medio mundo un bailaor que llega al Ciutat Flamenco de Barcelona desde Miami a poner sobre la escena “Al cante”, segunda pieza de una trilogía a través de la cual se acerca a las tres formas principales de expresión que tiene el flamenco: el toque, el cante y el baile. Dicho así parece fácil, pero cualquier historia se pone honda en manos de este hombre que baila desde hace 40 años y que ha hecho de su cuerpo su laboratorio. A lo que hace lo llama “acercamientos”. “Así lo diferencio del work in progress, que es algo que no esta terminado. Mis acercamientos, aunque sean acumulativos, tienen principio y final.”  Foto: Aida Vargas.

Sigue en El Estado Mental.

“Yo no tengo el compás de soleá metido en la célula”

invitad10Belén Maya se presenta esta noche en el Ciutat Flamenco de Barcelona con Los Invitados. Lo hace en un teatro, el Mercat de les Flors, el que se siente comprendida y querida porque siempre ha dado cabida a sus propuestas. “Aquí hay un público que me encanta, una parte entendido en flamenco, otra en contemporáneo y esa mezcla para mi es estupenda.” La obra que pone en escena la estrenó en Jerez en 2014 y le valió el Premio de la Crítica.

Después, la ha paseado por el mundo, en formato grande y en el pequeño pero siempre tirando de artistas con los que se siente a gusto. “Son cantaores que admiro, ellos son mis invitados.” Con esta obra, Belén confiesa que acaba un ciclo y lo cuenta con detalle, sin tapujos. “No sólo cumplo 30 años bailando, también me he divorciado después de años de matrimonio y por eso siento que todo acaba para empezar de nuevo.” En su baile dice que ha notado cambios: “Estoy más introspectiva, me centro en cosas pequeñas, en detalles, más que en montar espectáculos basados en grandes ideas. Mi cuerpo y mis inquietudes son distintas y se nota en mi baile.”

La entrevista completa en Deflamenco.com