Palomar, Rivera, Jaén y El Junco: psicoanálisis flamenco y a compás

Foto: Ana Palma.

Lo mejor para querer, cuidar o reñir bien a los demás es empezar por uno mismo. Y eso es lo que hicieron David Palomar, Riki Rivera, El Junco y Roberto Jaén en ¿Qué pasaría si pasara?, un canto a la libertad que llevaron al Festival de Jerez e iniciaron con un guirigay de lugares comunes sobre su tierra, Cádiz, y los gaditanos. “Que en Cádiz sabemos dolernos”, “Que todo no va a ser sal”…. Y así arrancó el espectáculo más original y sano que ha parido el flamenco en los últimos años, un show en el que sus protagonistas fueron hombres orquesta que hacen de todo porque así son estos tiempos y ellos, ayer lo dejaron claro, son hijos legítimos del presente.

La crónica completa en Deflamenco.com

Mairena y el tiempo jondo

ad06457_0“Nuestro tiempo está pasando”, dijo la bailaora sevillana Matilde Coral en el patio de la Academia de Mairena del Alcor (Sevilla) el 4 de septiembre de 1983, día en que Antonio Mairena no pudo asistir al festival de cante que lleva su nombre porque se estaba muriendo. Las palabras de Coral lamentaban la ausencia del cantaor y auguraban el fin de una era. Pero los finales en el flamenco son eternos y si alguien en aquel patio pensó que el mairenismo desaparecería con la muerte de Antonio es que no conocía los tiempos del mundo jondo.

Han pasado 32 años y las líneas que trazó Antonio Cruz García, Antonio Mairena para la historia, siguen dando munición a quienes se encargan de debatir sobre los límites del cante. Y esa discusión sin final tiene consecuencias sobre un festival que se creó a la medida del cantaor y que celebra su 54ª edición buscando la forma de adaptarse al siglo XXI. La tarea no es fácil: los organizadores buscan cambios consecuentes con la ortodoxia que marcó el maestro y topan con una parte de la afición que se resiste a cualquier innovación.

El artículo completo en El Estado Mental