De repente, Nochevieja

Empieza la película. Entre la niebla y la nieve, se ve una casa, pero el director prefiere acercar la cámara a los arbustos cuajados y a la hierba, congelada, rígida, como muerta. De pronto se oye la música, y se ven dos artistas callejeros por una vereda entrando a Milán. Intentan conseguir unas monedas con sus flautas, pero se topan con un organillero que mueve la manivela: con cada giro, aumenta su desventaja y deciden seguir su camino en busca de una esquina que les depare mejor fortuna. Es Navidad, y a medida que se aproximan al centro de la ciudad, aumenta el brillo de las luces, el tráfico y la vida, expresada de esa forma tan humana que son los abrazos, los empujones y los gritos.

El artículo completo en El Periódico.

La brecha personal

“Para mí eras la portadora de la puesta entre paréntesis del mundo amenazante donde yo era un refugiado de ilegítima existencia”. Ese que leen ahí, enamorado, es Andre Gorz, discreto discípulo de Sartre, no solo en su repercusión teórica, también en su vida privada. La frase está en ‘Carta a D.’ (Ático de los libros, 2019), dirigida a Dorine, su esposa durante 58 años y escrita antes de suicidarse juntos en el 2007 por la enfermedad terminal de la mujer y el pavor insostenible de aquel hombre a vivir sin ella. Pionero de la ecología política y enemigo de la automoción, a la que culpó de la mutación caníbal del capitalismo, Gorz explica su primera noche de amor, en 1947, la primera de muchas que celebraron en una cama de 60 centímetros –cómo mengua la comodidad en amores, epidemias y posguerras– donde la pasión se volvió necesidad y luego, matrimonio. En la misiva, se arrepiente de haberle amputado a su obra las caricias, los bailes y la luz que Dorine inyectó a su pensamiento.

El artículo completo en El Periódico de Cataluña

‘Resistiré’ o los 47 millones de fans del Dúo Dinámico

“El otro día le pregunté a Julio Iglesias si recordaba que hace 15 años le propuse que grabara Resistiré”, me cuenta Ramón Arcusa, la mitad del Dúo Dinámico, desde Miami, donde pasa el confinamiento junto a Shura Hall, la británica con quien se casó en Londres en febrero de 1967 y volvió a hacerlo en Mallorca ocho meses después en la iglesia de La Porciúncula. Antes de esa segunda ceremonia a la que acudieron amigos como Joan Manuel Serrat, la pareja estuvo en el festival de la isla de Wight presenciando un momento histórico: el último concierto de Jimi Hendrix. Pero ese dato no me lo da Ramón, sino Adrian Vogel, exproductor de CBS, para que entienda hasta qué punto el Dúo Dinámico es fruto del amor a la música: “Y cambiaron la industria para siempre”.

El reportaje completo en Vanity Fair