Señora Freedom

Mr. Freedom se presenta como superhéroe, pero en realidad es un villano, uno que lleva la palabra libertad todo el día en los labios y grita ante un grupo de exaltados que lo jalean: “¡Los rojos y los negros son el problema!”. Hay una escena brillante donde un personaje llamado María Magdalena le espeta al protagonista: “¡Fascista!” y a él, aunque valiente y desahogado, empiezan a salirle llagas por el cuerpo. Medio siglo después, la ficción ha superado a la ficción –¿qué otra cosa es una campaña?– y cuando a Ayuso alguien la define de esa forma, ella habla del “lado bueno de la historia” y aletea las pestañas, como quien recibe un elogio. 

El artículo completo en El Periódico de Cataluña