Periodismo sin periodistas

En España no está prohibido que un periodista tenga el carné de un partido, algo que sí está regulado en países como Canadá, donde desde hace un tiempo incluso se plantean implantar una especie de cuarentena para quienes se pasen a la política y luego vuelvan al periodismo. Cuando me interesé por este tema, algunos compañeros pensaron que esa precaución era excesiva. Cinco años después, no pocos creen que estaría bien que el oficio de informar estuviera mejor regulado. Sobre todo hoy, que ese camino de ida y vuelta se está llenando de figuras intermedias. Pablo Iglesias es una de ellas pues aúna en su persona los roles de vicepresidente del Gobierno, entrevistador, analista de prensa y polemista

El artículo completo en El Periódico de Cataluña