Letty Aronson, la protectora hermana de Woody Allen que produce sus películas

“Cuando nazca tu hermana dejarás de ser el centro de atención. Ya no habrá regalos para ti sino para ella”. Así le explicaron sus padres a Woody Allen, cuando tenía ocho años, que esperaban otra hija. Lo cuenta el “afectado” en sus memorias, A propósito de nada, que llegan envueltas en polémica: la editorial Hachette canceló su publicación después de que el periodista Ronan Farrow se quejara de que el mismo sello donde él había publicado su investigación sobre abusos sexuales diera cabida al hombre a quien acusa de haber abusado de su hermana Dylan, hija como él de la expareja de Allen, Mia Farrrow. La justicia siempre ha liberado al director por esos cargos.

También en ese asunto, el más turbio de la vida de Allen, ha tenido un papel importante Letty Aronson, la hermana del director de Annie Hall. Pero su condición de familiar no es el único motivo por el que aparece en esta autobiografía: Aronson, licenciada en Educación Especial, es la productora de las últimas 26 películas que ha rodado el cineasta neoyorquino. Y su incorporación al historial creativo de su hermano coincide con sus problemas con los Farrow. Ella fue una de las personas que tuvo que declarar en 1993 cuando su hermano y su excuñada se enfrentaban en los tribunales por la custodia de sus tres hijos pequeños: Dylan, Moses y Satchel.

El artículo completo en Vanity Fair.