Las publicistas más prestigiosas de España contra ‘Mad Men’

Son jefas en un sector que mueve más de 16.000 millones de euros al año y responsables de la imagen que transmiten los anuncios de hombres, mujeres y familias en una sociedad cambiante y diversa. Todas han visto la serie que explicó las miserias y los brillos de la publicidad, pero ninguna se parece a Peggy Olson, la creativa de **Mad Men en quien los anunciantes solo confiaban para hacer spots de cosméticos o productos femeninos.

Son mayoría en el sector, pero no en los puestos directivos: el 58% de las personas que acaba la carrera de Publicidad son mujeres, pero solo un 14% logra el puesto más alto. “Parece que solo las mujeres tengamos hijos”, dice Kika Samblás, consejera delegada de Scopen, consultora de la industria de la comunicación y el marketing, apuntando a una de las razones que hace más grueso el techo de cristal para las publicistas. “Hay una tendencia al alza en cuanto a mujeres directivas, pero no cristaliza”.

Quizá por eso cada vez más profesionales optan por abrir sus propias agencias. “Las marcas ya no buscan una empresa, sino el talento, y este puede estar en una pequeña oficina que se gestiona con horarios más flexibles”. Vanity Fair ha entrevistado a algunas de las que han alcanzado el máximo escalafón de poder, mujeres entre los 35 y los 55 años que hablan de una profesión exigente, casi obsesiva. Y es lo único que comparten con la visión que da Mad Men, ficción que retrata el sector en los años 50 y 60 en Estados Unidos. Ninguna se ve reflejada en esa serie, aunque hay algo que aparece en esos capítulos y ninguna da por muerto: el machismo.

 

El reportaje completo en Vanity Fair