El machismo en un cuaderno: de la ‘chorbagenda’ al librito negro de Jeffrey Epstein

En sus orígenes, un ‘little black book’ era una de lista de deudas o gente poco fiable. Luego adquirió el significado de agenda de ligues, pero la del millonario aglutinaba todos los significados.

En sus orígenes, las palabras “libro negro” (black book, en inglés) hacían referencia a cualquier volumen con las tapas de ese color, aunque pronto empezaron a describir también lo que había dentro. Uno de los primeros ejemplos documentados data del siglo XII y aparece en el Dialogus de Scaccario, un tratado medieval que incluye The Black Book of Exchequer, algo parecido a un libro de cuentas en el que se apuntaban, entre otras cosas, deudas y morosos. El color hablaba de algo que era mejor ocultar porque contenía algún secreto, una información que solo debían saber unos pocos y en ocasiones, también listas de delincuentes o convictos.

El artículo completo en Vaity Fair.