Peret, un Elvis gitano al que Alain Delon intentó seducir

“Nos vamos a divertir”, dice el protagonista de Peret, yo soy la rumbanada más empezar la película. La cinta que firma Paloma Zapatay que se estrena hoy en los cines habla de cómo un gitano del barrio de Raval de Barcelona consiguió discos de oro en varios países, tradujo sus canciones a otros idiomas y se codeó con estrellas como Deborah Kerr u Orson Welles. Como artista, la estampa que da la cinta es la de un joven que no es feliz vendiendo telas con su padre, que tiene buena planta y mucha gracia, un enamorado de Elvis que, borracho de rock y de música negra, pone a funcionar su flow y le demuestra al mundo que la rumba no es pachanga.

El artículo completo en Vanity Fair.