El fenómeno Marisol: de ídolo a traidora

Desde principios del siglo XX hasta hoy, 6.646 familias españolas han elegido “Marisol” como nombre para sus hijas. El 60% se bautizaron en las décadas de 1960 y 1970, años en los que Pepa Flores se transformó en Marisol y desarrolló su carrera. El dato lo proporciona el Instituto Nacional de Estadística y da idea del fenómeno en el que se convirtió la niña con dotes para cantar, bailar y actuar que apareció en las pantallas durante el franquismo.

Su primera película fue Un rayo de luz, estrenada cuando ella tenía 12 años y en una España que acababa de estrenar etapa: el desarrollismo. A esos años le puso la malagueña cara, voz y movimiento cuando el subgénero denominado “cine de niño” dejaba atrás a los críos como Pablito Calvo (Marcelino pan y vino) y Joselito (El pequeño ruiseñor) para fijarse en las niñas.

El artículo completo en Vanity Fair.