Tomasito, la alegría de unos calzoncillos de lunares

“Lo bueno de la fusión es que no falta el pan”, dijo Tomasito nada más arrancar su actuación en el Hotel Tres Reyes de Pamplona ante un público sentado, algo a lo que no está acostumbrado el hombre que siempre calza botitas de tacón verdes. De entrada, no era su público, pero no le importó. “El 22, los dos patitos; el 15, la niña bonita”, dijo el showman del compás con mucho tino y mucha guasa ante una sala que parecía más un bingo que una fiesta jerezana.  /  Foto: Rafael Manjavacas

La crónica completa en Deflamenco.com

 

Anuncios