Weegee, el fotógrafo fanfarrón que convirtió el asesinato en un espectáculo

“La primera mujer que me llamó ‘cariño’ fue una puta”. Así arranca Weegee la narración de su vida sentimental en su autobiografía, libro en el que explica como llegó a Nueva York procedente de Austria cuando tenía diez años, y el modo en que hizo suya una ciudad que le empujó a dejar los estudios para ponerse a trabajar con 14 y dejar así de pasar hambre.

El perfil completo en Vanity Fair.

Anuncios