Sant Jordi no es sexy

En España no se lee y el sexo aburre. Lo primero lo dice el CIS, lo segundo, Durex; pero como Cataluña no es España, o eso dicen, aquí se celebran la lectura y el amor el mismo día. En las librerías y en las redes sociales de gente leída se pueden ver bellas estrellas con un letrero que dice Reading is sexy. Pero neurona y latido no son lo mismo. Sexy es ver a Marlon Brando mirando un libro o a Marilyn Monroe sosteniéndolo entre sus blancas manos. Nunca la lectura, ni el libro, ni quien lo escribe. Lo sexy nace en la mirada, cuando observando y de casualidad, descubre algo que no esperaba.

Sigue en El Español.

Anuncios