Sublimación flamenca

La verdad es una nada más. No importa que ahora se estile decir “mi verdad”, en lugar de“mi versión”, seguramente por contagio de lo rosa y lo amarillo, los colores principales que expele la tele. Mayte Martín se quejaba hace unos días que la gente sólo se acerca a ver y escuchar los espectáculos que ofrecen en la pantalla. Porque no siempre lo más cacareado es lo mejor, qué disparate.

Sigue en Deflamenco.com

 

Anuncios