Como un jaguar

farruquito_bienal_flamenco_paises_bajos
Una de las cosas más interesantes que ha ofrecido la Bienal de Flamenco de Países Bajos son unas master class a imagen y semejanza de las que ofrecen los músicos clásicos. Son clases magistrales ofrecidas con público y en un teatro, donde un artista enseña y unos alumnos aprenden ante un público que paga una entrada para observarlos.

Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, ofreció dos en esta edición, una en Ámsterdam y otra en Utrecht. Sus enseñanzas sirvieron a la que escribe para ratificar algunas cosas. La primera: que el flamenco también tiene groupies que se gastan las rodillas y el sueldo en estar cerca de sus ídolos. La segunda: que como todo en la vida más vale un profesor bueno, que ciento mediocres. Y la tercera: que un maestro que se precie no se limita jamás a explicar lo que dice un manual.

Y es que el bailaor no fue a mostrar solamente tres pasos y alguna pirueta. Gastó tanta saliva como pierna, ejerció de profesor con chispitas de showman y me confesó, al acabar, lo mucho que le había hecho sufrir una de las alumnas. Y es que a la pupila se la vio más nerviosa que si estuviera de estreno. Él, que se dio cuenta, se echó su peso y el de ella a las espaldas. Es un comportamiento que practica el bailaor con cierta frecuencia. Sin ir más lejos, la noche anterior en el Teatro Carré.

La clase, a pesar de los tropiezos, siguió su curso. El auditorio RASA de Utrecht estaba casi lleno. Lección de arte, de técnica y de vida. En Farruquito es habitual, habla como lo siente. Como le enseñaron. Por eso casi todas sus intervenciones parecen sentencias gitanas, que igual valen para ejecutar una pataíta, un replante o una cabriola, que para esquivar los golpes que da la vida.

“Nunca tengas prisa.” 

“Lo importante no es saberlo todo, sino aprovechar lo que sabes.” 

“Bailad como camináis, el baile tiene que ser natural.”

“No te precipites, tómate tu tiempo.” 

 “Usa el paso que necesites, el que mejor te expresa. ¿Para qué usar todos los colores en la misma pintura?”

“El flamenco no nació en un estudio ni con espejo. Hay que buscar el compás dentro de uno.”

 “Sal andando, no salgas bailando. Empieza a bailar cuando te lo pida el cuerpo.”

“El cuerpo tiene memoria.”

“Nunca, nunca, jamás tengas prisa.”

 

Perfil completo en Deflamenco.com.

Anuncios