Los ‘hostels’ ilegales hacen el agosto en Barcelona

nest_hostel_granada

“En Barcelona, la ocupación de los hostels ha descendido un 30% y la bajada de precios este verano ya ha caído hasta un 40%”. Quien habla es Sergio Jáuregui, propietario de dos albergues juveniles en la capital catalana y tesorero de la Associacio Catalana d’Albergs Turistics de Catalunya (Acatur), una entidad que ha puesto una abogada en nómina para luchar contra la proliferación de los establecimientos ilegales.

Sus cifras chocan con las del número de turistas que han llegado a Barcelona y que una vez más, ha sido de récord. “Estamos hablando de que ya hay cuatro camas ilegales por cada una legal”, explica Sergio a Barcelonés e indica que esos albergues se aprovechan de la llegada de tantos visitantes a quienes ofrecen precios muy bajos que se pueden permitir porque no pagan impuestos, ni tienen que adaptar los locales a “unas normativas muy duras” y muchas veces ni siquiera tienen asegurados a sus trabajadores. Acatur se queja de la permisividad de las instituciones con este tipo de locales, “que pueden operar entre dos y tres años hasta que las autoridades los cierran”.

Artículo completo en Barcelonés.

Anuncios